mtm.cl
mtm.cl
+56 2 2739 7052

Blog

¿Cuándo debo cambiar mi sitio web? Segunda parte

May , 20
¿Cuándo debo cambiar mi sitio web? Segunda parte

En el newsletter anterior hablamos sobre 4 de los 7 criterios para renovar tu sitio web: Mobile First, Velocidad de carga, UI/UX, y Estrategia SEO.

 Conoce ahora los otros  3:

 Control, Soporte y Tu ADN.

 5 Control

Un caso común es cuando la administración y actualización básicas de contenidos están “amarradas” a un proveedor externo y no se pueden asumir internamente. Es decir, el sitio no cuenta con una interfaz de Administración de contenidos CMS, ejemplo: WordPress o fue construido sin considerar las opciones básicas para modificaciones.

Al definir el desarrollo se deberán acordar las tareas básicas  a realizar internamente , los requisitos técnicos y de capacitación. Por ejemplo: edición de contenido, sumar páginas o secciones (en base a estructuras existentes), reemplazar imágenes, etc.

 

6 Soporte

La tecnología avanza rápidamente, es por ello que las librerías y herramientas cambian de versión rápidamente. Si tu web tiene ya unos cuantos años, es probable que ya tenga problemas de visualización en algunos navegadores; o presente  riesgos de vulnerabilidad al no poder actualizar la versión más reciente. En el caso de los CMS (Administrador de contenidos) o lenguaje de programación. Son los casos en los que el sitio realmente “no da para más”.

Es importante que al momento de recibir un nuevo sitio, el desarrollador entregue un documento con la información de cada lenguaje de programación, herramienta, aplicación, plugin, etc. utilizado. Esto facilitará evaluaciones futuras.

 

7 Tu ADN

Hay veces en que el diseño de tu web te gusta, no está mal ni se ve antiguo, es responsivo, facilita la navegación de los usuarios y no tienes mensajes de error ni problemas de carga. Se ve correctamente en todos los buscadores y, además, no está mal posicionada. Pero… ese ya no eres tú.

Los negocios suelen cambiar a lo largo del tiempo, evolucionan y se adaptan. Por eso, los servicios que se ofrecen se suelen ampliar e incluso este tipo de cambios pueden suponer un “cambio de cara”, a la imagen de la empresa. Si la imagen evoluciona, es también natural que la página web lo haga, en consecuencia.

Transmitir correctamente tu ADN suele ser una de las principales razones para renovar el diseño y el qué decir de la web.

No te pierdas nuestro próximo Newsletter:
¿Cómo está nuestra audiencia?